Dejadme vivir

Hay una cosa que me da mucha rabia; esas personas que tratan de imponer su religión, su filosofía, sus ideas, su modo de pensar y que luego cuando se lo dices dicen que no tratan de hacerlo, pero ahí están con sus mensajitos y sus indirectas allá por donde vayas.
Que si no comas carne, que si cree en Dios que si vota a menganitos unido o a fulanitos populares, que no veas esto, no escuches lo otro que no te toques al ritmo de unos timbales en la tercera luna llena del año en el monte chupalacabra y demás sandeces.
Pues sabéis que… haz lo que te salga de lo punta del dedo pequeño del pie izquierdo, pero a mi déjame vivir la vida como quiera vivirla, pesaos, que sois unos pesaos.
Que todos sois… somos… de mucho lerele y poco miriñaque.

 

Anuncios