Juego de mesa.

Me estoy convirtiendo en un adicto a los juegos de mesa. Si, a día de hoy lo considero bastante más saludable que pasarte el día jugando a videojuegos, por una simple razón, ahí tienes el formato 3D y la interactuación real con sus correspondientes. “Que hijoputa” y frases por el estilo.

Así que os recomiendo apagar el ordenador e ir a la tienda más cercana y comprar algún juego de mesa.

PD: Otro dato a tener en cuenta es que son bastante mas barato.